La masa salarial real en Brasil acumuló un crecimiento del 8,7% desde diciembre del año pasado

La cantidad real de dinero que perciben los trabajadores brasileños aumentó drásticamente en los últimos 9 meses, a partir de la suba de las remuneraciones efectivas y la histórica caída de la desocupación. El mercado laboral brasileño registra el mayor dinamismo desde 2019, y se encamina a superar todos los efectos negativos provocados por la pandemia y la crisis financiera heredada del PT, según informa La Derecha Diario

Las estadísticas del Banco Central de Brasil confirmaron que la masa salarial real del total de los puestos de trabajo (públicos y privados) tuvo un crecimiento de hasta 8,7% entre diciembre de 2021 y agosto de 2022. De esta manera, se recuperó prácticamente todo el terreno perdido por la pandemia desde marzo de 2020. 

Este indicador combina el nivel de los salarios reales efectivamente percibidos por los trabajadores, y la cantidad de ocupados que perciben estos ingresos ajustados por inflación. La reactivación de la masa salarial es explicada por dos factores: el primero es la propia recuperación real del poder de compra de los salarios, y el segundo es la creación de puestos de trabajo y la caída histórica sobre la tasa de desocupación

Masa salarial en Brasil desde 2012.

El candidato a la presidencia por la izquierda brasileña, Lula da Silva, alertó por una supuesta “emergencia salarial” y culpó a Jair Bolsonaro por disminuir los salarios en caso de ganar en la segunda vuelta. Sin embargo, Lula no presentó ningún tipo de evidencia o respaldo estadístico para sus afirmaciones. 

Las series estadísticas de la autoridad monetaria brasileña parecen dar la espalda al candidato socialista, ya que hacia agosto de 2022 se llegó a registrar el mayor nivel de ingresos reales pagados a los trabajadores desde el año 2019. 

Las remuneraciones reales acumularon un aumento del 8,3% entre noviembre de 2021 y agosto de 2022, excluyendo el componente de la cantidad de puestos de trabajo creados en la economía. Asimismo, la tasa de desocupación desestacionalizada de Brasil cayó al 8,8% en agosto, siendo así el nivel más bajo registrado desde el segundo trimestre de 2015.

No solamente se registra un alza en los salarios a partir de 2021, sino que también existe una mayor cantidad de puestos de trabajo que perciben estos ingresos. Las expresiones del candidato Lula da Silva guardan una mayor similitud con un eslogan meramente político y no suponen una advertencia seria. 

Tasa de desempleo en Brasil durante la última década.

Al contrario de lo que sucede actualmente, bajo la última administración del PT la masa salarial real en Brasil mantuvo una violenta reversión del 6,52% entre octubre de 2014 y julio de 2016, por motivos exclusivamente endógenos al modelo económico de aquel entonces y no por un shock inesperado como lo fue la pandemia en 2020. 

La situación sólo pudo ser revertida tras el fin de la caótica administración de Dilma Rousseff, el cambio de rumbo económico del país y el abandono de las ideas socialistas que Lula propone volver a lanzar en caso de ganar las elecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies