Trump calienta la campaña en Michigan con criticas a los republicanos pro-Biden y burlas a Kamala Harris

Cada vez faltando menos para las elecciones de medio término, Trump animó a sus votantes en Michigan, donde coqueteó con volverse a presentar como candidato si los resultados en noviembre son históricos para el Partido Republicano, según informa La Derecha Diario.

A 38 días de las elecciones de medio término, el expresidente Donald Trump desembarcó en Michigan para reencontrarse nuevamente con sus seguidores en un mitin y visitar a sus candidatos en uno de los estados que serán claves para determinar si los republicanos recuperan el control del Senado y de las gobernaciones estatales.

Ante una multitud y durante las casi 2 horas de discurso, Trump arengó a su base de votantes para que se dirijan en masa a los comicios en noviembre, remarcando los cuatro mayores problemas que está sufriendo el país en este momento gracias a las políticas de Biden: la inflación, el precio de la nafta, el aumento del crimen y la poca seguridad en la fronteraque está atrayendo a millones de inmigrantes.

El exmandatario se llevó la mayor ovación de la noche al hablar de Gretchen Whitmer, la actual gobernadora ultrademócrata del estado que impuso una de las cuarenta más estrictas en todo el país similar a la de California, a la que Trump calificó como una “abortista radical” y una de las gobernadoras “más radicales y siniestras”.

La rival de Whitmer es la trumpista Tudor Dixon, una empresaria local que fue invitada por Trump a subir al escenario en medio del discurso a dar algunas palabras. “No vamos a dejar que nuestros hijos se radicalicen, no vamos a dejar que nuestros hijos se sexualicen, no vamos a dejar que se demonice a nuestras fuerzas de seguridad y no vamos a decir a nuestros negocios que no pueden expandirse”, expresó Dixon.

Otro de los momentos de gran ovación de la noche vino cuando Trump mencionó su victoria ante Hillary Clinton en la elección del 2016 y volvió a denunciar el fraude ocurrido en la del 2020: “Fue una elección arreglada y robada, ¿quién podría haber pensado nuestras elecciones serían tan tercermundistas? Francamente, no creo que volvamos a tener unas elecciones justas de nuevo”.

En otro pasaje de su discurso, para denunciar la persecución judicial demócrata que sus él y sus aliados están sufriendo por directiva de la Casa Blanca de Biden, Trump agradeció a Ginni Thomas, la esposa del juez de la Corte Suprema Clarence Thomas, que testificó voluntariamente ante el comité extrajudicial demócrata del 6 de enero esta semana y reafirmó su pensamiento de que la elección fue robada por el Partido Demócrata.

“Ella no se achicó ante la presión como tantos otros. Dijo lo que pensaba, dijo lo que creía. Demasiados republicanos son débiles y tienen miedo y así no podemos tener un país”, denunció Trump, arremetiendo contra el ala moderada de su partido que decidió hacerle el juego a los demócratas en la última elección.

El exmandatario aprovechó una parte de su discurso para burlarse de otro papelón que pasó en su visita a la Zona desmilitarizada de Corea la actual vicepresidenta Kamala Harris, donde, en uno de sus constantes furcios, calificó a la comunista Corea del Norte liderada por el dictador Kim Jong-un como una aliada de los Estados Unidos en lugar de la capitalista Corea del Sur, amiga de los Estados Unidos desde hace décadas.

“Creo que fue uno de los peores errores de todos. ¿Se imaginan? Están en la frontera, Corea del Norte está disparando misiles mientras ella habla y estás diciendo que Corea del Norte es nuestro aliado y nuestro amigo. Es una gran incompetencia”, reflexionó Trump durante una parte del discurso.

Para finalizar, el empresario republicano cerró su mitin coqueteando una vez más con presentarse como candidato en las presidenciales del 2024, algo que viene haciendo de forma continua en sus eventos y que cada vez es más solicitado por sus seguidores.

“Puede que tengamos que hacerlo de nuevo, volver a presentarnos y ganar. Creo que van a ser felices cuando lo confirme, pero primero tenemos que conseguir una victoria histórica para el Partido Republicano este noviembre”, concluyó el expresidente para cerrar una noche cargada de entusiasmo para sus votantes en Michigan. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies