Un reconocido erudito denuncia un complot detrás de las vacunas: «Esto fue un genocidio planificado»

El 19 de julio, en el show de Stew Peters, el reconocido Dr. David Martin denunció que el CDC, los Dres. Anthony Fauci y Elias de la Fundación Melinda y Bill Gates, están detrás de un complot para hacer dinero con las vacunas contra el coronavirus las cuales fueron patentadas allá por 1999 por Pfizer.

El Dr. Martin tiene una larga y reconocida trayectoria profesional. Trabajó con el Congreso de los Estados Unidos en casos de evasión de impuestos y contra los monopolios. Es CEO de la organización MCAM cuyo foco principal es monitorear las innovaciones que se dan alrededor del mundo, y especialmente los beneficios económicos de esas innovaciones. En otras palabras, mediante un sistema de suscripción se dedican a rastrear las patentes de inventos y los beneficios económicos de los mismos.

Qué es la tecnología que utilizan las vacunas contra el COVID

El principal planteo del profesor es que los laboratorios Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson, deliberadamente y a sabiendas están inyectando un agente biológico dañino en el cuerpo de la gente, lo cual constituye una violación del código 175 de Estados Unidos sobre prohibiciones con respecto a las armas biológicas.

“Cuando se inyecta una toxina conocida en una persona, en realidad se está inyectando un agente de la muerte”, afirmó Martin que aclaró que “incluso Pfizer ha declarado que tienen una tasa de mortalidad aceptable” para su vacuna contra el COVID.

“La gente piensa que de alguna manera u otra un trozo del coronavirus del SARS se convirtió en una vacuna. Eso no es cierto”, explicó el erudito.

“Un código sintético quimérico generado por una computadora, subido por los chinos en enero, fue entregado a Moderna para que lo pusiera en una inyección, de modo que nuestras células produjeran la síntesis de la proteína de la espiga “S1” y no el virus real, como solíamos hacer con las vacunas”, detalló.

“Se trataba de un código informático cargado por los chinos en una fábrica estadounidense para inyectar un estimulante patógeno en la población americana”.

El objetivo de esta tecnología que, según Martin la primera vacuna de ARN mensajero fue patentada por Pfizer en 1999, es que al inyectar un patógeno sintético que da la orden al cuerpo de replicar ese mismo patógeno esperando que el sistema inmune desarrolle anticuerpos. Pero tanto Moderna como Pfizer en sus estudios afirman que las vacunas no están diseñadas ni probadas para evitar la transmisión o la infección del virus.

Considerando estos aspectos sumamente dañinos para las personas, Martin afirma que este ‘fue un genocidio planificado’.

Cuándo, cómo y quienes planificaron el complot

Según el Dr. Martin, Fauci sueña con dejar un legado que es hacer creer al mundo entero que la salud viene en algo inyectable y desde que asumió como director de NIADI ha estado buscando la forma de cumplir esta meta.

El Dr. Anthony Fauci quería utilizar lo que él sabía que era una plataforma altamente manipulable que él lo llamó coronavirus y quería hacerlo mutar y quiméricamente alterado y recombinado para que pudiera llegar a un medio con el que pudiera atacar a las células dentro de los pulmones.

En 2002, con la financiación de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) donde trabaja Fauci, el Dr. Baric y dos colegas de la Universidad de Carolina del Norte patentaron ‘un virus infeccioso, de replicación defectuosa de coronavirus’.

El Dr. David Martin habla en el show Stew Peters – 19 de julio de 2021 (The Stew Peters Show/Rumble).

“En 2002 crearon un Frankenstein” afirmó Martin, un virus más infeccioso para atacar los pulmones. Y en 2003 ‘coincidentemente’ el SARS estalló en China.

Según el Dr. Martin, Fauci lleva años intentando introducir una vacuna universal contra la gripe pero no tuvo éxito porque las vacunas contra la gripe no son efectivas.

Entonces, necesitaban una pandemia, una ‘emergencia’ que haga que toda la gente quiera esa vacuna.

Aquí aparece otro jugador, Peter Daszak.

Entre el 6 y 7 de febrero, Peter Daszak, CEO de Eco Alliance, envió emails al Dr. Fauci admitiendo que necesitaban una coartada que lo distanciara a él y a los chinos del patógeno y aquí nació la teoría de que el virus chino provino del Instituto de Virología de Wuhan.

Para el Dr. Martin, Daszak quedó implicado por la siguiente declaración:

“Tenemos que aumentar la comprensión del público sobre la necesidad de las MCM (medidas médicas contra la gripe), como una vacuna contra la gripe o el coronavirus. Un factor clave son los medios de comunicación, y la economía sigue la propaganda. Tenemos que utilizar esa propaganda a nuestro favor para lograr las cosas reales. Los inversores responderán si ven beneficios al final del proceso”.

Peter Daszak, que es zoólogo, no médico, fue el responsable de comunicar al mundo que había un virus mortal que se había iniciado en Wuhan.

Por eso, ‘nada empezó en Wuhan’ explica el erudito. Los primeros pacientes fueron descubiertos en diciembre de 2019 y el 4 de enero, una semana antes de que se supiera oficialmente qué era el coronavirus, un documento del CDC de China afirmaba que había 41 pacientes de quienes habían confirmado en laboratorio tenían el virus chino.

El Dr. Martin envió un video y toda la documentación al Departamento de Justicia, el fiscal general y la Oficina del Inspector General, explicando todos sus descubrimientos, pero nadie se lo tomó seriamente, aseguró.

En palabras de Stew Peter, ‘las vacunas no se trajeron para combatir un virus, el virus se introdujo para introducir la vacuna’.

Dentro de la ley antimonopolios existe lo que se llama directores interconectados que es cuando una persona dirige más de una compañía en el mismo mercado lo que termina afectando la competencia justa.

“Tenemos a Fauci en el NIADI, tenemos al director del CDC en China, y tenemos al Dr. Elias de la fundación de Melinda a Bill Gates, todos sentados en una junta, todos complotando para realmente crear la fijación de precios y dirigir el mercado de esta pandemia”, acusó el profesor.

Por qué nadie ha ido a prisión

A pesar de que la justicia estadounidense ha recibido la documentación y la denuncia del Dr. David Martin, no se ha movido para investigar sus reclamos.

Según el mismo profesor, son las órdenes que ellos reciben y de hecho, el que hayan estado tan enfocados en desarmar Facebook, Google y los demás con leyes antimonopolios, ha sido solo una pantalla de humo para tapar el verdadero crimen que están cometiendo en esta pandemia.

Por muy duras que puedan ser estas afirmaciones a primera vista, la impecable reputación del Dr. David Martin sumada al hecho de que todas sus afirmaciones fueron respaldadas con datos, documentación y muchas cosas se han manifestado en la realidad, verdaderamente merece algo de atención.

Fuente: Alvaro Colombres Garmendia– BLes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies