El 63% de los estadounidenses quiere que China pague por los daños del virus chino

El 63% de los estadounidenses quiere que el régimen comunista chino pague compensaciones económicas, por los daños personales que sufrieron por causa de la pandemia del virus chino. Este porcentaje se elevaría al 78% de confirmarse que el PCCh liberó el virus, como señalan muchas de las pistas obtenidas hasta ahora por diversos medios, según la encuesta realizada para el Centro de Política de Seguridad (CSP, por la sigla en inglés), informó Newsmax el 15 de julio. 

En este sentido, el analista principal de estrategia del CSP, J. Michael Waller, expresó: “Esto demuestra que una mayoría absoluta de los estadounidenses encuestados está de acuerdo con la posición del Centro desde el principio, de que el Partido Comunista Chino debe pagar por la muerte y la destrucción internacional que causó”. 

Y agregó lo que a su juicio podría ocurrir: “Compensarían a los contribuyentes y ciudadanos estadounidenses por sus pérdidas personales y financieras, e iniciarían el proceso de derribo del [Partido Comunista Chino]”, escribió. Otro de los aspectos indagados en la encuesta señala que si se revela que la liberación del virus fue accidental, el 71% de los republicanos y el 61% de los demócratas e independientes exigen la reparación. 

Asimismo, el 49% de los participantes cree que el virus “se desarrolló en un laboratorio”., en tanto que una cuarta parte cree que los comunistas chinos crearon el virus “intencionadamente” y lo liberaron “intencionadamente”.

Estos resultados están de acuerdo con los obtenidos en otra encuesta revelada el 9 de julio, desarrollada por Politico/Harvard, en los que el 59% de los republicanos y el 52% de los demócratas creían que el virus procedía de un laboratorio.

En estos datos se aprecia un fuerte aumento con respecto a marzo de 2020, cuando solo “el 29 por ciento de los estadounidenses creía que el virus había sido fabricado en un laboratorio chino y liberado accidental o intencionadamente”, señala Breitabart. 

“Estas cifras son sorprendentes. Revelan una poderosa reducción de la brecha desde que comenzó la pandemia hace un año y medio. El pueblo estadounidense está adoptando una línea cada vez más dura hacia el régimen chino”, hizo notar Waller según Newsmax. 

Técnicamente hablando, la encuesta se ejecutó entre el 30 de junio y el 2 de julio, y el estudio a nivel nacional involucró a 1.424 estadounidenses mayores de 18 años. 

La precisión es de más o menos 2,8 puntos porcentuales, lo que equivale a 19 veces de 20, si se hubiera encuestado a todos los estadounidenses.

Luego de que el mundo hubiera pasado por la etapa más impactante causada por los efectos del virus, que produjo millones de muertes y pérdidas económicas incalculables, persisten las disposiciones políticas con respecto a las vacunaciones que siguieron.   

En este aspecto son muchos los científicos que alertan enfáticamente sobre los inminentes daños secundarios causados por la aplicación del medicamento experimental que llaman ‘vacuna’, pero que aún no cuenta con la aprobación final de las autoridades calificadas para hacerlo. 

Varios países avanzan hacia la vacunación obligatoria, prohibida por el código internacional de Nuremberg, y mantienen restricciones sociales aparentemente contrarias a la ciencia. 

Escena de médicos atendiendo a un paciente infectado de virus chino (Toma de pantalla: YouTube/60 Minutes Australia).

Por su parte, la administración Biden señaló su intención de trabajar con empresas de tecnología y con los proveedores de SMS (Servicio de Mensajes Cortos), para eliminar la información que ellos consideran errónea sobre las vacunas, según informó Fox News.

Esta medida fue criticada, entre muchos otros, por la representante republicana por Colorado, Lauren Boebert.

“El régimen de Biden ha anunciado que trabajará con los proveedores de SMS para detener la propagación de la ‘desinformación’ de las vacunas a través de mensajes de texto. Esto es el mismo día que la Casa Blanca dijo que apoya a los funcionarios locales que implementan las vacunas obligatorias. No es de extrañar que no puedan condenar el Comunismo”, declaró

José Hermosa – BLes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies