En los noventa los boomers podían comprar un piso en la capital por menos de lo que valía un BMW nuevo |

En los noventa los boomers podían comprar un piso en la capital por menos de lo que valía un BMW nuevo

Lo de la boomerada patria empieza a ser escandaloso eh… y aquí no hay colores. Ni de derechas, ni de izquierdas, ni centristas… ¡no se libran ni los del Betis! La mayoría de los boomers españoles, con honrosas excepciones, no quieren ver una realidad más que evidente: que se han cargado el país, el futuro de los jóvenes españoles y, por ende, el futuro de la nación. Así de claro.

Sin embargo, no sólo no es que no lo vean, sino que, encima, muchos de ellos afirman que los jóvenes somos unos vagos que no pegamos un palo al agua porque estamos viendo todo el día Netflix (algo que ellos no tenían) y que, si dejáramos de ver Netflix (5 euros al mes), podríamos ahorrar para comprarnos una vivienda (un piso cochambroso lejos del centro) por 450.000 euros, cuando ellos lo compraron por 5 millones de pesetas, es decir, 30.000 euros de entonces.

A juicio de muchos de ellos, nada tiene que ver que esos mismos boomers nos alquilan ese pisucho por 1.500 euros al mes o, directamente, por un ojo de la cara, para así ahogar nuestra capacidad de ahorro e impedir que podamos soñar con juntar lo necesario para abonar la entrada de una vivienda que serían ellos mismos quienes nos la venderían. Como decimos, por medio kilo, cuando a ellos les costó 25.000 euros o directamente se las regaló el malvado Franco por el simple hecho de respirar. “¡Pero los jóvenes tenéis Netflix!”.

Es tan surrealista como desesperante escucharles, pero en X, el nuevo Twitter de Elon Musk, los hay a punta pala y ya nos estamos empezando a cansar. Y mucho. Por eso, nada mejor que demostrar que no sólo están equivocados, sino que tienen mucha cara. Para ello, nada mejor que tuiteros como @PSOEfobo, una persona adelantada a su tiempo. Una cuenta muy interesante que recomendamos seguir a diario. ¡Menudo crack!

Cabe a destacar que este artículo no va en contra de todos los boomers. Sabemos que existen honrosas excepciones, es decir, boomers patriotas que están absolutamente de acuerdo con esta realidad que exponemos. Por ejemplo, buena parte de los boomers que frecuentan Ferraz protestando desde hace más de seis meses están de acuerdo con este mensaje y nos apoyan, ya que saben que sin juventud la nación no tiene futuro. O, directamente, porque son buena gente, a secas. ¿Quién sabe?

Vamos con el hilo de José Miguel, alias ‘PSOEfobo’, uno de nuestros tuiteros favoritos junto con ‘Clonazepam‘, ‘Antonie‘ y otros tuiteros de éxito que están en su prime, como ‘Pirri‘. En serio, si sois jóvenes, agarraos, ya que se aproximan curvas difíciles:

“En los 90, muchos boomers compraron un piso en la ciudad por si alguna vez tenían que ir al hospital o algo y los han tenido cerrados 30 años. Ese era el nivel del mercado inmobiliario español, y hoy dicen a los jóvenes que si no pueden comprar casa trabajen más duro”, comienza de manera muy acertada José Miguel.

“Los pisos no valían mucho más q un buen coche. Hay quien se encaprichaba de un buen coche y lo compraba para dejarlo en el garaje (ya tampoco pasa eso) pues había quien cuando construían una buena promoción se encaprichaba y compraba uno. Porque el precio, pues era asumible”, continúa el hilo de ‘PSOEfobo’.

El precio de la vivienda era “tan asumible” que, tal y como añade José Miguel, “al boomer al que le iba bien y quería darse un capricho podía decidir si el capricho era un BMW nuevo o un piso en la capital”. ¡Bendita época!

¿No os lo creéis? ¿Estamos exagerando? ¿Lo hace ‘PSOEfobo’? ¡Tranquilidad, boomer español! Que los jóvenes manejamos datos. ¡Vamos a ello!

“El sueldo medio de 1996 eran 208.048 pesetas (1250 euros). El piso nos ofrece una financiación de 35.000 pesetas (210 euros) ignoramos tipo de interés y años. Una familia con un solo sueldo tendría 1000 euros limpios tras pagar la hipoteca. Imagina si son dos…”, según informa un José Miguel que, al igual que nosotros, está absolutamente harto de que los boomers nos digan que los jóvenes somos “unos flojos” porque no sé qué y no sé cual de lo dura que era la vida antes, cuando un obrero random se levantaba unas 500.000 pesetas al mes y una Coca Cola costaba 25 pesetas.

Sí, boomer español, los datos no engañan. Tal y como dice ‘Pirri’ en relación a lo demostrado por ‘PSOEfobo’, en los noventa un piso en la capital costaba menos que un BMW nuevo con todos los extras.

Ahora que lo sabéis, estaría bien que dejéis de llamarnos vagos o flojos cada vez que nos quejamos porque tenemos un futuro muy negro por delante, en buena parte (sino en toda) gracias a lo que habéis venido haciendo (y seguís) durante los últimos 40 años.

Otro día hablaremos de la retirada de riqueza de los jóvenes a los boomers que se ha producido (y sigue) durante los últimos 30 años. Las cifras son escandalosas. Pero eso ya sería demasiado como para tragárselo todo en un mismo día. Lo dejamos para otra ocasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies