Torbe no entrará en la cárcel al pactar dos años de prisión por grabar y difundir un vídeo sexual de una menor

Torbe no entrará en prisión. El director de cine y productor de películas para adultos, Ignacio Allende Fernández, alias Torbe, se librará previsiblemente de entrar en prisión al pactar una condena de dos años de cárcel y una multa de 65.000 euros con la fiscal y las partes al reconocer que difundió un vídeo sexual de una menor en octubre de 2015, que se «viralizó por toda España».

Después de meses de negociaciones, la defensa del actor ha logrado cerrar un acuerdo de conformidad con la Fiscalía de Madrid y las acusaciones que supone la reducción de los casi ocho años de cárcel al que se enfrentaba con tan solo dos años. La abogada de Torbe ha solicitado la suspensión de la pena de la condena.

El trato se ha materializado este lunes en el juicio al aplicar las partes en la condena a imponer una atenuante de dilaciones indebidas y otra de reparación del daño al haber ingresado a la joven 50.000 euros y haber abonado 15.000 euros. Con ello, previsiblemente no entraría en la cárcel, ya que Torbe tendría extinguida otra condena por corrupción de menores de 2008, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

Torbe está acusado de delitos de distribución de pornografía infantil, descubrimiento y otro de posesión de pornografía infantil. La solicitud de la fiscal incluye que se le prohíba durante seis años trabajar con menores. En su informe, la representante del Ministerio Fiscal ha subrayado que el vídeo se «viralizó» por toda España.

A pesar del acuerdo, el Juzgado de lo Penal número 27 de Madrid ha celebrado el juicio sin la práctica de la prueba ante el reconocimiento de los hechos por parte de Torbe y otro de los acusados, F.J. Mina. Torbe ha asistido al juicio a través de videconferencia por vivir fuera de Madrid, una circunstancia a la que se habían opuesto las acusaciones. En la vista, el popular director de cine de adultos se ha limitado a señalar que reconocía de forma íntegra los hechos que se le imputan.

Hay una única oposición. El único que se opone a la acusación es J. C. Panadero, quien en su declaración ha manifestado que este asunto le «repugna» desde el principio. «No hubiera enviado algo así», ha aseverado a preguntas de la fiscal. El procesado, el montador de los vídeos, afronta tres años de cárcel por la presunta comisión de un delito de distribución de pornografía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies