No sólo sube la inflación en la Argentina: La pobreza se dispara al 42,2% en febrero

El aumento de las canastas básicas de referencia superó al promedio de los precios y condenó a millones de personas a la marginalidad. El índice de pobreza acumuló un aumento de más de 7 puntos porcentuales desde la vuelta del kirchnerismo en diciembre de 2019, según informa el digital argentino ‘La Derecha Diario‘.

El economista Martín González Rozada publicó los últimos resultados de su “Nowcast de Pobreza“, un trabajo disponible en el Departamento de Economía de la Universidad Torcuato Di Tella. Se trata de un indicador que combina semestres móviles para construir una serie mensual y compatible con la serie de pobreza que publica el INDEC cada dos veces por año.

Los resultados fueron dramáticos: la tasa de pobreza se disparó al 42,2% en el semestre finalizado en febrero según el Nowcast, el nivel más extremo observado desde abril de 2021. Se trata de un valor similar a los picos alcanzados durante la pandemia a lo largo del 2020.

La CBT promedio de la región del Gran Buenos Aires (GBA) para el semestre de referencia se estimó en AR$ 48.784 por adulto equivalente. Esto es un aumento interanual de 98.6%. Para el promedio del ingreso total familiar (ITF) se proyectó para el semestre un incremento interanual de 68.0%. El nowcast estima una tasa de pobreza de 42.2% para el semestre Sep22Feb23 con un intervalo del 95% de confianza entre 40.6% y 43.8%”, explica el informe de Rozada.

Se acumuló un fuerte aumento de 7,1 puntos porcentuales desde abril del año pasado, y un aumento de hasta 4,6 puntos solamente en lo que va de la gestión de Sergio Massa como ministro de Economía. Sin lugar a dudas constituye uno de los peores resultados de la gestión del Ministro, y un fracaso para las metas lanzadas en agosto de 2022. 

La pobreza acumuló un salto del 7,2% desde la llegada de Alberto Fernández y Cristina Kirchner al poder en diciembre de 2019. Incluso considerando el valor promedio sobre este indicador para cada administración, la pobreza promedió el 39,4% durante el Gobierno kirchnerista en contraste con el 30,17% registrado durante la gestión Macri. El aumento de la marginalidad social es implacable.

Hasta ahora, la mayor parte de la incidencia sobre la pobreza se explica por el deterioro real de los ingresos. La canasta básica total (CBT) de referencia publicada por el INDEC aumentó sistemáticamente por encima del IPC general en los últimos meses, lo cual sugiere un encarecimiento real del costo de vida por el efecto distorsivo de la inflación.

El promedio salarial cayó un 2,3% en términos reales a lo largo de 2022, y las remuneraciones reales en el sector privado informal de la economía se desplomaron hasta un 10%.

Pero la incipiente recesión sobre el nivel de actividad podría desencadenar un segundo factor incidente para la pobreza: la desocupación. El crecimiento del empleo privado formal, medido por el INDEC a través de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) dejó de crecer desde diciembre de 2022, relevando el impacto de la desaceleración económica.

La paralización de los puestos de trabajo alcanzó a la industria manufacturera y la construcción según las series desagregadas que publica el organismo oficial, y en menor medida al sector de comercio y servicios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies