El futuro de la economía de Argentina no es muy prometedor

El exministro aseguró que difícilmente pueda llevarse a cabo el plan de austeridad programado por Massa hace tres meses. El Gobierno proyecta aumentar los gastos fiscales por lo menos un 73% para el año próximo

Frente a las crecientes contradicciones del Gobierno kirchnerista, el exministro de Economía Domingo Cavallo alertó por la imposibilidad de bajar el déficit fiscal y el gasto público en vista al Presupuesto 2023. A pesar de las intenciones manifestadas por Sergio Massa tan pronto como asumió, la realidad muestra una historia diferente. 

Cavallo señala en su blog personal que la única herramienta que dispone el oficialismo para contener el ritmo de aumento de los precios es la rebaja en el ritmo de expansión del gasto público, y sin esta herramienta, el Gobierno perdería completamente todas sus anclas nominales disponibles. 

El economista explica que el ya muy tenue ajuste diagramado por Massa fue completamente abortado y las decisiones administrativas del Gobierno son contradictorias sobre sí mismas

La decisión administrativa 826, lanzada en agosto, preveía un ajuste de 128.000 millones de pesos, pero la reducción fue completamente anulada por otra decisión administrativa (la 1074) dispuesta en octubre, que dispuso un aumento del déficit en más de $144.000 millones para fin de año. No existe ninguna coherencia en el paquete de medidas del kirchnerismo. 

“En pocas palabras, a sólo dos meses de la decisión administrativa que apuntaba a reducir el gasto, se acaba de publicar otra decisión administrativa que revierte totalmente aquella primera loable intención”, explica el exministro. 

En segundo término, la creciente disparidad entre los gastos presupuestados y los efectivamente asignados en la práctica, constituye una señal de completa incertidumbre sobre la corrección de las finanzas públicas. Las metas inflacionarias plasmadas en el presupuesto son completamente irrisorias, por lo que no existen parámetros creíbles para la reducción de los gastos.

Como señala Cavallo, el Presupuesto 2021 preveía un aumento del gasto público nominal en un 61% con respecto al nivel del año 2020. Sin embargo, y dadas las ridículas proyecciones sobre la inflación anual, el Gobierno amplió discrecionalmente las partidas presupuestarias para adecuarse a la inflación y sólo en los primeros 9 meses del año los gastos subieron un 66%

Advierte que la misma situación podría darse para el año entrante, ya que no existe ninguna garantía sobre un sendero creíble para la evolución de las partidas presupuestarias. El Gobierno presupuesta un incremento del 71% en el gasto público para 2023, con una meta de inflación del 60%

El exministro popularizó la definición de “socialismo sin plan y capitalismo sin mercado” para referirse al escenario económico actual, similar al que describió durante la década de 1980. El Gobierno perdió la capacidad de desarrollar presupuestos creíbles (la capacidad de planear) y la excesiva regulación impide el desarrollo de la economía de mercado

Fuente: Derecha Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies