La inflación se desborda por completo en Argentina: Los precios se dispararon un 233% desde la llegada de Alberto Fernández

La gestión de Fernández ostenta los peores resultados inflacionarios de los últimos 30 años. La inflación acumulada en lo que va de la gestión kirchnerista ya es superior a la que se registró en el mismo período de la administración Macri, según adelanta La Derecha Diario.

El Gobierno de Alberto Fernández enfrenta una estrepitosa derrota en el campo de la “guerra contra la inflación” anunciada desde el pasado mes de marzo. Sólo desde entonces la inflación interanual trepó del 55,1% al 83% al término de septiembre, y la inflación mensual consolidó un piso en torno al 6% desde julio. 

Pese a las críticas del oficialismo de la administración anterior, los resultados cosechados en lo que va de la gestión kirchnerista son incluso peores en términos de inflación. El nivel promedio de los precios minoristas acumuló un aumento del 233% desde diciembre de 2019, en lo que constituyen los primeros 33 meses de gestión de Alberto Fernández.

Asimismo, los precios minoristas acumularon un aumento del 124% en los primeros 33 meses de la gestión del expresidente Mauricio Macri, lo cual representa un total de 110 puntos porcentuales por debajo de lo que se acumula con el oficialismo actual. 

Evolución del nivel general de precios minoristas durante las presidencias de Mauricio Macri y Alberto Fernández.

Las llamadas “políticas de ingresos” aplicadas sistemáticamente por el oficialismo devinieron en un amplio fracaso. La heterodoxia económica volvió a fallar, además, con las reiteradas repeticiones de los controles y los acuerdos de precios

El kirchnerismo relanzó el programa “Precios Cuidados” un total de 6 veces en solo tres años, aplicó el plan “Precios Máximos” durante la pandemia en 2020, y el ministro de Economía Sergio Massa anunció el nuevo esquema de “Precios Justos” desde octubre. La única apuesta del Gobierno es la continuidad de los controles y las regulaciones sobre la economía. 

Los principales indicadores fiscales de la economía argentina volvieron a desequilibrarse tras el cambio de signo político, y con ello también se produjo un fuerte desequilibrio monetario y cuasifiscal en el Banco Central.

El déficit primario del Sector Público Nacional (SPN) aumentó del 0,44% del PBI en diciembre de 2019 hasta llegar al 6,45% del producto al término del año 2020, como resultado del shock por la pandemia y el programa de estímulo keynesiano del kirchnerismo.

Incluso superada la situación de pandemia, el rojo primario representa actualmente el equivalente al 2,74% del PBI, según las estadísticas del Ministerio de Economía para el mes de septiembre. 

El tamaño del Estado nacional acumuló un aumento de 4,6 puntos porcentuales desde diciembre de 2019, sin contabilizar los intereses de la deuda pública. La recaudación total creció a razón de 2,6 puntos desde aquel entonces, y por lo tanto la brecha entre ambos indicadores también aumentó su participación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies