Se frena el crecimiento de la población mundial

La población mundial sigue creciendo, pero a un ritmo mucho más lento. Mientras el mundo se prepara para superar la marca de los 8.000 millones a finales de este mismo año. La población mundial es ocho veces mayor que en el siglo XIX, sigue creciendo y podría alcanzar los 10.000 millones de habitantes a finales de siglo. Sin embargo, el ritmo de crecimiento sigue disminuyendo considerablemente, según informa mpr21.

En 2022 el número de habitantes del planeta sólo habrá aumentado un 1 por cien, mientras que hace sesenta años seguía aumentando un 2 por cien cada año. La razón es el descenso de la fertilidad. Actualmente hay una media de 2,3 hijos por mujer en el mundo, frente a los 5 de 1950.

Algunas previsiones van más allá de las previsiones y estiman que la población mundial probablemente se reducirá a la mitad en 2100, tras haber alcanzado un máximo de algo menos de 9.000 millones de personas a mediados de siglo. Otras calculan que se estabilizará prácticamente a finales de siglo en torno a los 10.000 millones de habitantes.

La dinámica demográfica es muy diferente en las distintas regiones del mundo. El crecimiento demográfico es mucho mayor en la mayoría de los países de África y Oriente Medio y en el norte de la India. Es donde se producirá la mayor parte del crecimiento demográfico mundial en las próximas décadas. La población de África podría casi triplicarse de aquí a 2100, pasando de 1.400 a 3.900 millones de habitantes.

El año que viene India superará a China como país más poblado del mundo. Actualmente tiene una tasa de fecundidad de 2 hijos por mujer, frente a los 1,2 de China. Ambos países tienen algo más de 1.400 millones de habitantes este año. Para 2050 es probable que Estados Unidos también pierda su posición como tercer país más poblado del mundo en favor de Nigeria.

Europa, en cambio, está marcada por el envejecimiento de la población. El 21 por cien de su población tiene actualmente 65 años o más, frente a una media mundial del 10 por cien. Su tasa de fertilidad es también 0,8 puntos inferior a la media mundial. En consecuencia, la tasa de crecimiento natural anual de la Unión Europea es negativa.

España perderá 17 millones de habitantes durante este siglo por la baja natalidad. El actual gobierno ha transformado el Ministerio de Transición Ecológica en el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, una dualidad pintoresca que retrata el absurdo de las doctrinas seudoecologistas, fundadas sobre el malthusianismo.

Un estudio de la Fundación Bertelsmann advierte de que el envejecimiento demográfico de España reducirá el PIB en 200.000 millones en 2050. La población en edad de trabajar decrecerá a partir de 2025, lo que se traducirá en una caída de la renta per cápita progresiva, que será de 750 euros en 2030, 3.400 euros en 2040 y 6.500 euros en 2050.

La población envejece y, si no se reduce la precariedad y no llegan inmigrantes, la fuerza de trabajo se reducirá drásticamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies