Nueva empresa inmobiliaria china que se tambalea: Fantasia

El lunes el promotor inmobiliario chino Fantasia no pagó 200 millones de dólares a sus acreedores y se columpia en la cuerda foja, lo que alimenta la preocupación por este sector, sacudido por las dificultades, según informan euskalnews.com y mpr21. La empresa de gestión Country Garden Services Holdings dijo que una filial de Fantasia había dejado de pagar un préstamo de 700 millones de yuanes (93 millones de euros), presagiando un posible impago de la inmobiliaria.

Fantasia es una empresa mucho más pequeña que Evergrande, pero sus dificultades ponen de manifiesto la preocupación de los inversores por los informes financieros de las empresas chinas.

Fitch rebajó el lunes la calificación de Fantasia, poniendo de manifiesto la posibilidad de un impago. La agencia de calificación añadió en un comunicado que, si bien las informaciones de los medios de comunicación indicaban que Fantasia había incumplido un pago anterior a los tenedores de bonos, esto ”no parece haberse mencionado en los informes financieros de la empresa”.

“Creemos que la existencia de estos bonos significa que la posición de liquidez de la empresa puede ser más ajustada de lo que habíamos previsto”, dijo. “Este incidente arroja dudas sobre la transparencia de la información financiera de la empresa”, añadió.

S&P también ha rebajado la calificación de otro promotor chino, Sinic, argumentando que su “capacidad de servicio de la deuda está casi agotada”. Sinic ha sido incapaz de hacer frente a los pagos de intereses, lo que podría llevar a una aceleración de los reembolsos de los otros bonos de Sinic. El director de Sinic, Zhang Yuanlin, fue noticia el mes pasado cuando perdió más de 1.000 millones de dólares en el colapso del mercado proocado por Evergrande.

La fortuna de Zhang Yuanlin cayó de 1.300 millones de dólares a 250,7 millones de dólares el 20 de septiembre, cuando su grupo se vio obligado a suspender su cotización en la bolsa de Hong Kong después de que sus acciones se desplomaran un 87 por ciento.

Los temores de contagio a la economía china han ido creciendo a medida que Evergrande, el promotor inmobiliario privado más endeudado del país, lucha con unos 300.000 millones de dólares de deuda.

Ayer suspendió su cotización en la bolsa de Hong Kong a la espera de que se anuncie un plan del promotor hongkonés Hopson Development Holdings para comprar el 51 por ciento de su rama inmobiliaria por más de 4.000 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies