Hemeroteca: ¿Cuántas veces se han saltado los políticos las medidas que imponen a los ciudadanos?

  • La opinión de Blanca Escaño
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

Desde que Pedro Sánchez ganara los últimos comicios y consiguiera pactar con Pablo Iglesias, han sucedido una serie de hechos sumamente sospechosos y concatenados entre sí:

  • La que fuera ministra de Justicia Dolores Delgado es nombrada de manera más que controvertida Fiscal General del Estado. Ahora sabemos que fue para secuestrar al Poder Judicial y tapar todas las fechorías del gobierno.
  • Pedro Sánchez se reunió en al menos tres ocasiones con George Soros, aunque se comenta que han sido al menos 8.
  • Teniendo conocimiento desde el mes de enero de 2020 de la peligrosidad de las aglomeraciones, permitieron la manifestación del 8M dando mayor importancia a una ideología que a la salud y el bien común.
  • Al poco de afianzarse en el poder con el gobierno de coalición de marcada ideología marxista surgió lo que terminaron por denominar pandemia.
  • Pedro Sánchez ha donado una suculenta cantidad de dinero (que no nos podemos permitir) a la Fundación Bill y Melinda Gates.
  • Los medios de comunicación no han mostrado en ningún momento imágenes de la tragedia.
  • Dejaron morir a la población más anciana, aquella que levantó el país tras la guerra civil y que ha mantenido a sus hijos y nietos en épocas posteriores de crisis económicas. Los que peleaban por sus bien merecidas pensiones tras años de lucha y trabajo.
  • En octubre de 2019 se celebró el evento 201, en la que participaron miembros de la Universidad John Hopkins, de la Fundación Bill y Melinda Gates, de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU y del Foro Económico Mundial en el que se realizó una simulación de pandemia.
  • Durante el confinamiento, tanto a M.ª Jesús Montero como a Gabriel Rufián se les “escapó” en sus respectivas comparecencias que nos encontramos ante el “Nuevo Orden Mundial”.
  • Nos animaban a aplaudir desde el balcón. Hasta la TV lo anunciaba. Todo era alegría dentro de la tragedia de los fallecidos que morían con más pena que gloria, mientras el presidente del Gobierno nos iba engañando por quincenas respecto a la finalización del Estado de Alarma y aprobaban leyes vía Real Decreto sin que la población se enterase.
  • Nos prohibieron salir, divertirnos, darnos besos, abrazarnos, estar con nuestras familias y seres queridos con la excusa de que el virus asesino era el culpable.
  • En Euskadi y Galicia se acelera la desescalada con el fin de poder celebrar elecciones autonómicas el 12 de julio. Al día siguiente, el Lehendakari reelegido dicta, a través de la Consejería de Salud, de la mano de Nekane Murga, la orden de la obligatoriedad de llevar mascarilla en lugares públicos y cerrados aún manteniendo la distancia de seguridad. De esta forma, la población, una vez más, presa del virus del miedo tragó y obedeció. Así, hasta el 12 de julio no había tanto peligro, pero a partir del 13 el virus se hizo más contagioso, por arte de birlibirloque. Lo convirtieron en “segunda ola”. El lehendakari incluso alentaba a los vecinos a delatar a quien osase no llevar correctamente puesta la mascarilla, convirtiéndolos en policías de balcón y fiscales de calle. La propia Arantxa Tapia, en un alarde de desfachatez echó la culpa a la “relajación” y “falta de empatía” de la población.
  • Se ha dado la circunstancia de que se ha llegado a culpabilizar a niños y adolescentes de ser potenciales contagiadores castigándoles de la manera más cruel: sin colegio, sin juegos, sin abrazos ni besos y a llevar la mordaza puesta. Les han enseñado a ser esclavos, a obedecer y callar, a contener sus emociones hasta que llegue el momento de que carezcan de ellas.

Con la excusa de la pandemia, pretenden cambiar el sistema político y económico mundial. Mientras nos entretienen con el coronavirus, nos van quitando cada vez más derechos y libertades disfrazándolo de crisis sanitaria. Pocos son conscientes de que todo lo que nos están quitando ahora no nos lo van a devolver. Sin embargo, y curiosamente, las autoridades sanitarias en ningún momento nos han marcado pautas para fortalecer nuestro sistema inmunológico, Existen numerosos estudios que relacionan el coronavirus con la falta de vitamina D.

Las normas covidianas son de obligado cumplimiento para todos, excepto para los políticos que se las saltan día sí día también.

  • 10/10/20 Isabel Celáa fue sorprendida viajando desde Madrid hasta Bilbao cuando Madrid estaba cerrado perimetralmente.
  • 03/11/20 Yolanda Díaz fue pillada cenando en un local con 17 personas. Cuando el máximo permitido era 6 personas.
  • Irene Montero se contagió el 8M por coronavirus, Pablo Iglesias no hizo cuarentena y fue pillado, además, en varias ocasiones comprando en un supermercado sin guantes (todavía no era obligatoria la mascarilla)
  • Lo mismo sucedió con Pedro Sánchez. Su mujer, Begoña Gómez también resultó contagiada por coronavirus y el presidente del gobierno no se dignó en dar ejemplo y cumplir la cuarentena.
  • Sonado fue también el Caso Armengol. La presidenta de Baleares fue pillada en un bar a las 2 de la madrugada, una hora más tarde que su propio gobierno había impuesto para bares y restaurantes.
  • Indignante fue la fiesta de El Español de Pedro J Ramírez. En ella se congregaron más de 150 personas entre las que se encontraban Salvador Illa, Margarita Robles, José Manuel Rodríguez Uribes, Inés Arrimadas, Pablo Casado, Fernando López Miras, Emiliano García Page y Dolores Delgado.
  • La directora de la Agencia Española del Medicamento, M.ª Jesús Lamas fue multada por intentar viajar a Galicia en Semana Santa.
  • También fue sonada la foto de Feijóo y Pablo Casado paseando juntos sin mascarilla y sin respetar la distancia de seguridad.
  • José Luis Ábalos se saltó el cierre perimetral en Madrid y fue pillado comiendo con su familia y guardaespaldas en Cuenca
  • El PNV se saltó las medidas de seguridad en el aniversario de la Fundación Sabino Arana.
  • El PNV se saltó las medidas de seguridad en la celebración del Aberri Eguna.
  • Un miembro del Gobierno Vasco, Ibon Etxeberría y perteneciente al LABI se saltó el confinamiento municipal para ir a jugar al golf con sus amigos.
  • Un secretario del gobierno de Melilla celebró su boda con 200 invitados que fueron sin mascarilla.

Todo esto nos puede dar una idea de que, si los propios gobernantes incumplen las normas que nos imponen, difícilmente podemos creer que la pandemia es tan grave como la pintan y que algo oscuro se oculta debajo de ella. El virus del miedo impone el silencio para dar paso a la obediencia bajo la imposición de la vacuna experimental con humanos. Los medios de comunicación se encargaron de tachar de negacionista y conspiranoico a quien pensara diferente y buscara respuestas fuera de los medios convencionales, pero una cosa es evidente: los únicos que salen ganando son los políticos y gobernantes que llenan sus bolsillos a costa del pueblo hundiéndolo en la miseria y tapan sus fechorías con la ayuda de la fiscalía y la excusa de la pandemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies