Dos MENAs marroquíes estrangulan a una mujer de 58 años en Madrid para robarle el móvil

En las últimas semanas, los vecinos de la Casa de Campo de Madrid y de Batán, han venido denunciando el aumento de la delincuencia y de la inseguridad debido a los menas que residen en el centro de acogida de Richard Schirrmann.

Esta delincuencia ha sido sufrida directamente por Nuria, una mujer de 58 años que lleva toda su vida viviendo en Batán. Según narra el diario ABC, esta mujer fue atacada sobre las 20.00 horas de lpasado miércoles en el subterráneo de la calle Villavaliente.

Allí, dos menores de origen magrebí se abalanzaron sobre ella por la espalda para robar su teléfono móvil. Según explica la propia víctima, la estrangularon, dejándola inconsciente mediante la técnica del «mataleón». En la denuncia, Nuria explica que sus asaltantes son dos menores de nacionalidad marroquí, uno de ellos con el pelo rizado y moreno; el otro teñido de rubio.

Al igual que el resto de vecinos que han denunciado la delincuencia que protagonizan estos menores, lo primero que dicen es que «no se trata de racismo»: «No entendemos es que los tengan metidos en un centro, como cabras dentro de un redil, sin que su situación mejore».

«Hay jóvenes que están con el pegamento todo el día y necesitan tratamiento», explica la hija de la víctima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies