¿Serán eficaces las vacunas contra la nueva cepa procedente del Reino Unido?

¿SERÁN EFICACES LAS VACUNAS CONTRA LA NUEVA CEPA PROCEDENTE DE REINO UNIDO?

Según se sabe, las vacunas de Pfizer, Moderna y otras casas framacéuticas que en estos días se están distribuyendo masivamente, han sido desarrolladas a partir de material genético procedente de patógenos del Covid-19 de la primera oleada. Cabe entonces hacerse una pregunta inevitable, derivada de la experiencia con otras vacunas estacionales como la de la gripe. ¿Hasta qué punto protege al paciente el ser inoculado contra un virus que acaba de mutar a una variante con características diferentes a las de la primera hornada de patógenos? ¿Acaso la ciudadanía tiene que ir preparándose para un régimen sanitario en el que se le inyectan vacunas creadas con ARN procedente de especímenes de la temporada anterior en el momento en que comienzan a extenderse los virus de las nuevas cepas? Sería el no va más de la incompetencia política. Aparte, claro está, de un gran negocio para las farmacéuticas.

¡Pobre ciudadanía española y de otros países de nuestro entorno! Ya se hacía ilusiones de que tras ponerse la vacuna sería posible ir a las discotecas sin mascarilla o juntarse en celebraciones familiares sin temor al contagio, para descubrir de pronto que la realidad es mucho más compleja. Las medidas de prevención y las restricciones de movilidad continuarán, al menos durante algún tiempo. Los propios gobiernos NO confían en estas vacunas que se están distribuyendo, con gran fanfarria oficialista y fuegos de artificio mediáticos.

Si la dinámica del patógeno es similar a la de la gripe estacional, millones de personas se habrán inoculado con un fármaco que no sirve para nada. Seguro que los medios de comunicación al servicio de los gobiernos ya están pensando en alguna estrategia para disimular el fiasco. La triste realidad es que estas vacunas de Pfizer y Moderna, pregonadas como la némesis de la pandemia, no salen al mercado como productos cabados, sino como simples prototipos. No será mucho lo que se pueda sacar de ellas, salvo un rédito político a corto plazo y la vanidosa satisfacción del usuario pionero por parte de quien se ofrezca voluntario.

La elaboración de fármacos eficaces contra patógenos del tipo Coronavirus llevará años, tanto en lo que se refiere al desarrollo de métodos que interfieran con el propio funcionamiento del virus a nivel genético como la industrialización de los mismos y la realización y aprobación administrativa de ensayos en animales y seres humanos. Lo que tenemos ahora no es más que pan para hoy y hambre para mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies